Categoría: Parálisis Cerebral Infantil

Parálisis Cerebral Infantil; definición y tratamiento

Fotografía por Pedro J. Zamora

El Parálisis Cerebral Infantil, conocido también como PCI, es un grupo de condiciones que afecta el movimiento, balance y postura. Los niños afectados tienen anormalidades en una o mas partes del cerebro, que afectan la habilidad y el control muscular. Con tratamiento la mayoría de los niños pueden mejorar significativamente sus habilidades. Muchos de los niños con parálisis cerebral tienen otras condiciones que requieren tratamiento. Esas pueden incluir retardo mental, dificultades de aprendizaje, convulsiones etc.

La parálisis cerebral es diagnosticada a los 3 años de edad y las causas son diversas y pueden ser hereditarias, problemas durante el embarazo, al nacer o en el periodo inmediato al nacimiento.

El cuidado debe de ser multidiciplinario y el tratamiento debe de ser individualizado, según sean las necesidades de cada paciente. En ocasiones llega a ser necesario el apoyo quirúrgico posterior a etapas de terapia física, terapia para mejorar habilidades, uso de férulas y manejo de contracturas.

En ARMS México, tenemos la experiencia del manejo de niños con Parálisis Cerebral Infantil, debido a que apoyamos a niños con dicha enfermedad como coordinadores del área de extremidad superior.

Dentro de nuestro tratamiento la orientación preoperatoria se basa en mantener el funcionamiento de la extremidad y prevenir la contractura, con base en ejercicios de arco de movilidad además de uso de férulas especiales que mantienen la posición deseada de la articulación. En el mismo manejo preoperatorio se realizan infiltraciones con toxina botulina la cual nos permite mejorías a corto plazo de hasta de 6 meses pero nos permite planificar cirugías con tratamientos definitivos.

Los objetivos de la cirugía son:

1) Reequilibrar los músculos de la extremidad a fin de mejorar su funcionamiento.

2) Aminorar los problemas de higiene.

3) Mejorar la apariencia.

Actualmente los tratamientos quirúrgicos se establecen según las necesidades de cada paciente. Las técnicas quirúrgicas pueden variar de: liberaciones musculares, alargamiento tendinosos, transferencias tendinosas, tenotomías, neurectomías selectivas entre otras.

Equipo ARMS México

Microcirugía reconstructiva: Mano, Transferencia de Tendón

La transferencia de tendón consiste en reubicar tendones de una zona a otra, para restaurar movimientos que están ausentes.

 _La cirugía se vuelve necesaria cuando:

+ Existen músculos paralizados a causa de una lesión nerviosa, con la finalidad de reemplazar su función. Los que comúnmente se tratan de esta manera son lesiones de medula espinal, nervio radial (Fig. 1, 2), nervio cubital o la lesión del nervio mediano.

+ Ruptura de tendones debido a artritis reumatoide o fracturas.

+ Enfermedades como parálisis cerebral, accidente cerebro vascular, traumatismo craneoencefálico, donde la función muscular se pierde debido a un desorden del sistema nervioso central.

Figura 3

En el caso de fractura de muñeca los fragmento del hueso pueden llegar a lesionar el tendón que levanta la punta del pulgar, por lo que este podría no ser capaz de moverse hacia arriba (extenderse). Para poder repararlo se pueden utilizar uno de los dos tendones que tiene el dedo índice. Un tendón se deja intacto en el dedo índice y el tendón extra puede ser transferido sobre el pulgar para reemplazar la función perdida. (Figura 3.)

 El tendón transferido curara en 1 o 2 meses, se debe usar una férula y seguir con rehabilitación, lo cual es necesario para consolidar el musculo.

Movimientos muy tempranos pueden conducir a ruptura de los tendones transferidos. Movimientos muy tardíos pueden conducir a cicatriz excesiva del tendón con resultante rigidez.

_

Equipo ARMS México